Un matrimonio y su hijo lo perdieron todo. El fuego arrasó con su casa, un auto y todas sus pertenencias.

Fueron necesarias dos dotaciones de bomberos y un camión cisterna para poder controlar las llamas en el lugar. Afortunadamente los propietarios no se encontraban en el lugar al momento del inicio del siniestro. Fue un vecino quien al observar las llamas, convocó a los servidores públicos.

Esta mañana fuimos al lugar y este era el panorama:

Fotos: ABVPA