Desde la Unidad Penal Nº 4 se emitían llamados extorsivos a un hombre de 41 años de nuestra ciudad. El delincuente amenazaba a la víctima con «armarle una causa» si no le entregaba dinero.

Al ser radicada la denuncia, la policía comenzó con la investigación y el plan de acción, que incluyó el pacto de entrega de dinero en un lugar puntual para lograr atrapar «infraganti» al acosador telefónico. Fue allí que personal del Grupo Táctico Operativo, montó un operativo y procedió a la aprehensión de Bianca San Martín (24), que fue la persona que se presentó a retirar el dinero de la víctima.

Allí la justicia ordenó el allanamiento en la cárcel de Villa Floresta, obteniendo resultados positivos al secuestrar los teléfonos utilizados para el engaño.