La actividad de Rusia en el continente blanco podría vulnerar el Tratado Antártico.

Rusia filtró información sobre el descubrimiento de una reserva gigante de hidrocarburos en la zona de la Antártida sobre la cual la Argentina planta bandera. Es también el área en donde el Reino Unido y Chile disputan espacio.

“Rusia descubre reserva de petróleo y gas en territorio antártico británico. Contiene un valor estimado de 511 mil millones de barriles de petróleo, 10 veces la producción del Mar del Norte en los últimos 50 años”, comunicó BRICS News, el canal oficial de X del grupo que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

La noticia fue explosiva, dado que la actividad de Rusia en el continente blanco podría vulnerar el Tratado Antártico. Se trata de un acuerdo internacional firmado en 1959 por Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, la Unión del África del Sur, Rusia, Reino Unido y los Estados Unidos.

El primer artículo de ese pacto dispone que la Antártica se utilizará “exclusivamente para fines pacíficos”. Y prohíbe toda medida de carácter militar, tal como el establecimiento de bases y fortificaciones militares, la realización de maniobras militares, así como los ensayos de toda clase de armas. Sólo autoriza el empleo de personal o equipo militares para investigaciones científicas o para cualquier otro fin pacifico.

El hallazgo que comunicó BRICS News equivale a 30 veces Vaca Muerta. Desde hace tiempo, Rusia ha llevado a cabo programas de mapeo y sondeo de la geología antártica, tanto terrestre como submarina pero datos recientes indican que sus navíos de investigación habrían descubierto reservas de gas y petróleo equivalentes a 511.000 millones de barriles de petróleo, una cantidad aproximadamente diez veces mayor que la producción total del Mar del Norte en cincuenta años.

El Gobierno argentino sigue de cerca el tema, aunque optaron por el silencio público. La Casa Rosada conoce que el Kremlin tiene esos datos sobre las reservas de hidrocarburos desde 2020. El tema fue motivo de debate en el Parlamento británico la semana pasada. El diario inglés Telegraph se hizo eco a través de una nota que firmó el sábado el periodista Jonathan Leake. De todos modos, no hay certezas respecto a que la acción rusa sea “prospección”.

No obstante, Rusia no oficializó la información, aunque tampoco se pronunció respecto al cable de BRICS News, bloque del que Moscú forma parte. Se trata de una noticia que agrega tensión al sistema internacional.

Fuente: Infobae