El aumento es de un 7,5% para este mes, con un acumulativo desde enero a mayo de un 59,2%.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires y los gremios del Estado retomaron la negociación paritaria de los empleados del sector público.

La propuesta inicial fue de 5%, pero fue desestimada por considerarse insuficiente, teniendo en cuenta que la inflación fue de 8,8%. Fue entonces que se acordó una suba del 7,5% para el mes de mayo lo que implica un incremento acumulado, en lo que va del año, del 59,2%. El acuerdo contempla la continuidad de la discusión en la segunda quincena de junio y a pedido de nuestra organización se tomará para los futuros aumentos como nueva base de cálculo el mes de junio.