En medio de la puja con Rio Negro por el mega proyecto de gas licuado, la provincia declaró de interés la instalación de una planta para licuar gas natural en el puerto de Bahía Blanca.

El puerto de Bahía Blanca se encuentra en un punto de inflexión frente a la posibilidad de instalar una planta de licuefacción de gas natural. Se trata de un proyecto multimillonario que es disputado con la provincia de Río Negro.

En ese contexto es que el gobierno de la provincia de Buenos Aires sale a manifestar su apoyo a través de un decreto, para declarar de interés provincial todo el proyecto presentado por las empresas petroleras. Esto incluye la instalación de la planta de licuefacción de gas, la infraestructura necesaria para su concreción y los estudios técnicos vinculados a la explotación del gas natural licuado en Argentina.

La gestión de Axel Kicillof consideró que la concreción de esta iniciativa permitirá consolidar el «perfil hidrocarburífero» de la provincia de Buenos Aires. También generaría «un incremento en la cantidad de buques operados» en los puertos bonaerenses y, en consecuencia, un aumento de los servicios ofrecidos.

Fuente: Infocielo