Se trató de un té-bingo organizado por colaboradores en instalaciones cedidas por la Sociedad de Fomento del barrio «Centenario», con el objetivo de juntar fondos y lograr la recuperación del espacio que utilizaba Ramona Obregón para darle alimentos a niños carenciados de nuestra comunidad.

Ayer estuvimos allí y dialogamos con los organizadores: