La suba del valor del dólar, que se acerco a los $ 31 durante la jornada del lunes, tendrá un impacto en el precio de los combustibles. Pero más allá del reciente salto en la cotización de la moneda estadounidense, desde el sector petrolero ya estimaban un aumento del 10% en la nafta y el gasoil para los próximos meses.

“Independientemente de lo que estuvo pasando estas horas con el valor del dólar, estaba en los cálculos que el combustible en los próximos meses tenga también un leve aumento, pero ya derivado del desfasaje que se arrastra de tiempo atrás entre el valor del crudo y la devaluación, que venía acumulado”, explicó Carlos Gold, titular de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), a radio La Red.
El último ajuste en los precios se dio a comienzos de agosto, con subas que promediaron el 5% en todo el país
Las compañías petroleras argumentan que aún hay un leve desfasaje en el precio de venta de los combustibles para alcanzar el punto de equilibrio. Y esperan ajustarlo en los próximos meses. Según un informe de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la Argentina (Fecac), con información al 31 de julio de 2018 previo a los aumentos más recientes, el atraso estimado de los precios de los combustibles es de 25,1% en el caso del gasoil común, 22,3% en el caso del gasoil premium, 25,9% para la nafta súper y 23,5% en el caso de la nafta premium.

El último ajuste en los precios se dio a comienzos de agosto, con subas que promediaron el 5% en todo el país. Luego, hubo un nuevo ajuste pero solo para algunas ciudades del interior del país, como Córdoba, donde el precio de la nafta súper superó los $ 33 el litro. Fue el noveno incremento del año y desde enero los combustibles acumulan una suba aproximada del 35% en los productos premium y cerca del 30% en el resto.

Responder