El presidente que asumirá su cargo el próximo 10 de diciembre no tiene al fútbol entre sus temas importantes, más allá de su pasión por Argentinos Juniors y de ser un dirigente político muy futbolero. «La Argentina tiene millones de problemas importantes antes que el fútbol. No aparece en los primeros mil lugares de las prioridades de mi agenda», dijo la semana pasada al ser consultado en una entrevista con la radio platense FM Cielo.

Se desprende de sus palabras que, al menos por ahora, el fútbol seguirá tal como está en este momento.

«Quisiera que los dirigentes del fútbol alguna vez se pongan de acuerdo y si hay algo que cambiar que lo cambien, pero esto de que el Estado vaya en socorro del fútbol, no. El Estado tiene que ir en socorro de los pobres, no del fútbol», agregó el electo presidente de la Argentina.

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre