La NASA ya ha comenzado los preparativos para la llegada del asteroide Apofis (serpiente), que pasará por encima de nuestras cabezas presumiblemente en 2029. Mide 340 metros de diámetro y pasará a solo 30.500 km de la superficie de la Tierra: más cerca que los satélites de televisión.

La NASA ha comenzado a prepararse para estudiar la roca a medida que se va acercando e insiste en que su llegada es una gran oportunidad para que el mundo aprenda más sobre los asteroides como Apofis.

«Ya sabemos que el encuentro cercano con la Tierra cambiará la órbita de Apofis, pero nuestros modelos también demuestran que ese acercamiento podría cambiar la forma en que el asteroide rota y que es posible que haya algunos cambios en la superficie, como pequeñas avalanchas», ha dicho el astrónomo Davide Farnocchia, citado por Express.

Apofis es uno de los asteroides más grandes de los que han pasado cerca de la superficie terrestre. Si colisiona con el planeta tiene el potencial de ser devastador para la vida. Y se acercará a la Tierra más que los satélites de comunicaciones y meteorológicos en órbita en el espacio: su mayoría están en órbita geoestacionaria a 36.000 km de nosotros. El asteroide recibió el nombre griego del antiguo dios de Egipto Apep que significa «el destructor».

Apofis está viajando a casi 40.000 km/h, lo que significa que un pequeño desvío en su trayectoria podría ser catastrófico. Viajará tan rápido ante nuestros ojos que cruzará el diámetro de la Luna en un minuto. Todas estas son características que lo han clasificado como Asteroide Potencialmente Peligroso.

Según algunos investigadores, el inmenso tamaño de la roca no es motivo de preocupación, ya que hay una probabilidad entre 100.000 de que nos golpee. Será visible a simple vista cuando llegue desde el hemisferio sur y  atravesará la costa este hasta la costa oeste de Australia. A partir de ahí dará la vuelta al mundo cruzando el océano Índico.

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre