“Pareciera que el Gobierno está en contra del cine nacional, pero no es así, queremos transparencia. Queremos más arte, más cultura y más trabajo. La posición de los actores tiene que ver con el prejuicio”. Con estas frases, el ministro de Cultura, Pablo Avelluto , volvió a defender el desplazamiento del ahora ex titular del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) Alejandro Cacetta.
“Las dudas sobre Cacetta son sobre la velocidad que él tuvo para hacer lo que le pedimos”, reiteró el funcionario de Cambiemos y agregó: “El Incaa no es un principado , es una institución del Estado. El Estado tiene que velar para que la plata del cine llegue al cine”.

Sobre el Incaa dijo: “Puede manejar su propio patrimonio, pero sigue siendo del Estado argentino y debe respetar las normas”.
De las críticas que recibió por parte de actores y productores, sostuvo: “La posición de los actores tiene que ver con el prejuicio de muchos actores. Es difícil cuando hay una decisión que no se quiere hacer. Queremos que todo se haga de manera transparente. Hay zonas opacas en la administración del Incaa”.

“Nosotros queremos que el cine funcione y, si pudiéramos, vamos a intentar que esos fondos crezcan. No queremos desfinanciar al cine ni con leyes nuevas o con las que existen. La voluntad política es mantener el financiamiento en sus montos y porcentajes actuales”, prometió Avelluto.
Sobre el paso del director de cine Juan José Campanella hoy por casa de Gobierno, dijo: “Seguramente quería que le cuenten lo que estoy diciendo acá. Detrás de esto no hay nada. Como Gobierno no tenemos una agenda oculta. Los prejuicios son emociones tercas sobre cuestiones que no se conocen bien”.

Responder