A horas de recibir al presidente argentino Mauricio Macri, el jefe de Estado de Brasil, Jair Bolsonaro, lanzó una advertencia para el país y aseguró que en caso que comiencen las tensiones tras el 10 de diciembre, día en que asumirá el cargo Alberto Fernéndez, la Argentina será la más perjudicada.

» La Argentina dio un giro a la izquierda. Vamos al pragmatismo. Si peleamos, perdemos, pero la Argentina pierde mucho más», dijo el ultraderechista en Brasilia, un día antes de la cumbre del Mercosur que tendrá lugar en Río Grande do Sul.

Mauricio Macri está en el país vecino para su última actividad oficial en el extranjero. El martes próximo dejará la Casa Rosada. Ante este contexto, y tras mostrar su enojo por las elecciones que tuvieron lugar en octubre, el brasileño se abstuvo de felicitar a Fernández y anunció que no asistirá a su toma de posesión. Además, afirmó que el pueblo argentino «eligió mal».

La Nación

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre