En el avión que se estrelló este viernes cerca de La Habana, Cuba, viajaban 18 matrimonios pastorales, quienes fallecieron, según confirmó a Mundo Cristiano, Maité Quesada, del Consejo de Iglesias de Cuba.

Estos líderes evangélicos, de la Iglesia del Nazareno, viajaban de regreso al oriente de Cuba, luego de haber participado de un retiro espiritual en el occidente.

“Ellos salían de un evento en el seminario evangélico El Nazareno y estaban regresando a su provincia en la región oriental”, dijo a Mundo Cristiano, Maité Quesada, del Consejo de Iglesias de Cuba.

 

El avión comercial Boeing 737, alquilado a la firma mexicana Global Air, propietaria de Aerolíneas Damojh, se estrelló minutos después de haber despegado del aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, en dirección a la ciudad de Holguín, en el extremo oriental de la isla.

Las autoridades afirman que hay tres mujeres supervivientes, hospitalizadas y en estado crítico.

“Parece que hay un número elevado de víctimas”, dijo horas antes el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, que visitó el lugar del siniestro, donde se levantó una enorme columna de humo, según citó El País. El mandatario ha dicho que las noticias sobre las supervivientes “no son nada halagüeñas”.

“En nombre del gobierno cubano y del Partido lamentamos el hecho, y nos sumamos a las condolencias de las familias. La respuesta ha sido inmediata. En pocos momentos estuvieron aquí las máximas autoridades del Ministerio del Transporte. Se ha creado una comisión para investigar los hechos”, añadió el mandatario.

Responder