Salud Pública analizó los escenarios de cambios que experimentan las embarazadas, niños y niñas ante la contingencia y brindó recomendaciones.

La cuarentena es un período en el que la rutina de los mayores y los niños ha experimentado cambios, entre ellos la interrupción de los procesos escolares. Ante esta situación, la Dirección de Materno e Infancia del Ministerio de Salud Pública sugiere algunas pautas para no descuidar la salud de embarazadas y niños durante la emergencia sanitaria.

Julieta Marchetti, jefa del área materna; y Carina Aguirre, jefa del área pediátrica del Programa Materno Infantil, brindaron recomendaciones a tener en cuenta.

Embarazadas y neonatos

La pandemia por Coronavirus hizo que se produzcan cambios en cuanto al control de la embarazada y del bebé. Las madres deben continuar con sus estudios, con una frecuencia levemente diferida, cada 5 semanas, indicó Marchetti.

“Embarazadas, puérperas y recién nacidos deben quedarse en su casa y evitar exponerse concurriendo a un centro de salud. En caso de emergencia, serán trasladados a un servicio de guardia”, afirmó la profesional.

También informó que se emitió un memorándum para que los médicos de los centros de salud informen telefónicamente a las pacientes los resultados de estudios de laboratorio que se hayan practicado. Si se requiere asistencia especial, el profesional programará un nuevo turno, sin la necesidad de que la embarazada salga de su domicilio.

Ante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, las mamás pueden experimentar sensación de angustia, depresión o frustración. En ese caso, pueden llamar al teléfono 3875172782 para recibir contención psicológica durante las 24 horas, todos los días.

Niños y Niñas

Las medidas de la emergencia sanitaria pueden modificar el comportamiento de los niños, ya que tienen dificultades para adaptarse a las especiales medidas de higiene recomendadas para la circunstancia.

La jefa del área pediátrica, Carina Aguirre, dijo que, en el caso de que los niños y niñas presenten síntomas como fiebre, dolor al tragar, no percepción de olores y de sabores, o dificultad respiratoria, se debe llamar al Sistema de Emergencias 911 para comunicar la situación.

La médica aconseja limpiar los espacios donde los chicos juegan y se recrean, con un paño humedecido en solución de agua con lavandina. “Por litro de agua se debe diluir una cucharada de lavandina, se deja secar y no necesita enjuague; en un lapso de cinco minutos, se inactiva el virus”, dijo.

Además, se recomienda ventilar los ambientes constantemente y respetar el distanciamiento social. El niño no tiene que salir del hogar. “Si uno de los padres va a hacer las compras al supermercado o a la farmacia, no debe llevar a sus hijos. También se debe cancelar todo tipo de actividad familiar o con los vecinos”.

Asimismo, se recomienda a los padres estimular a los niños en otras áreas a las que antes no le habían destinado un tiempo, y participar con ellos en algunas actividades. “Los padres deben estimularlos con música, actividad física, baile, dibujos, pinturas con distintos medios dentro de lo posible”, agregó la médica pediatra.

También la funcionaria planteó que se puede estimular la imaginación de los niños con la recreación de juguetes caseros, creando imágenes o narraciones para entretenerlos.

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre