Callado, serio, con la cabeza gacha y tomado de la mano de su pareja. Así escuchó el médico Leandro Rodríguez Lastra el veredicto del juez Álvaro Meynet, que lo declaró “penalmente responsable” por el delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”por haberse negado a practicarle un aborto a una joven de 19 años que llegó de urgencia a la guardia de un hospital tras tomar una pastilla para interrumpir un embarazo no deseado.

El médico acusado de obstruir un aborto no punible a una joven de 19 años que manifestó haber sido víctima de una violación intrafamiliar en abril de 2017 se enfrenta ahora a una pena que puede ser de hasta dos años de prisión en suspenso e inhabilitación para ejercer la medicina. Lo sabrá en una audiencia que se realizará en los próximos días.
“Sigo convencido de mi inocencia”, respondió ante las consultas de la prensa cuando finalizó la lectura del veredicto. “Estoy decepcionado, confiaba en otro resultado”, agregó. “No puedo tomarme el atrevimiento de decir si hay un error o no. No estoy de acuerdo con el fallo, lo vamos a apelar. La cosa no termina aquí, pero yo no puedo determinar si hay un error o no. Voy a seguir velando por la verdad”.

Responder