El italiano Daniele De Rossi soñaba con jugar algún partido en la Bombonera antes de finalizar su exitosa carrera como futbolista y ese esperado momento para finalmente llegó este domingo. Después de su debut con la camiseta de Boca frente a Almagro por la Copa Argentina, llegó el turno de disputar su primer encuentro como local y el campeón del mundo en Alemania 2006 recibió todo el cariño de los hinchas. Además de la ovación en su presentación, se ganó los aplausos en cada intervención y, tras el partido, recibió un regalo inesperado.

A la salida del estadio, De Rossi, quien con sus buenos pases entre líneas y su juego simple fue uno de los mejores de Boca en el triunfo frente a Aldosivi, recibió un cuadro con su caricatura de parte de la Peña Oficial Los Xeneizes de La Plata.

Contento con su regalo, el Tano posó para las cámaras y se llevó su obsequio. Antes, el mismo De Rossi le había dado una alegría a una chica en la tribuna, quien se llevó el pantalón que utilizó en su debut en la Bombonera

Clarín

Responder