En un intento de cambiar la agenda política del país, atravesada por la pandemia de coronavirus y la grave crisis económica, el presidente Alberto Fernández anunció esta semana el envió al Congreso del proyecto para legalizar el aborto, luego de que la iniciativa no fuera aprobada en 2018.

El mandatario se mostró optimista de que, esta vez, la norma se aprobada, más allá de los rechazos públicos, incluso dentro mismo del oficialismo.

El papa Francisco no tardo en hacer escuchar su opinión al respecto. Su entorno ratificó la defensa de la vida «desde la concepción» y que buscará «despertar la conciencia» de legisladores de todo el mundo en el marco de los debates que se dan por la legalización del aborto.

En su Twitter personal refutó el proyecto de aborto legal en su país natal:

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre