El Pastor Carlos Belart de la Iglesia Cita Con la Vida, aseguró en Radio Mitre Córdoba: “Nos están denigrando”. Además remarcó “No queremos que usen la ideología con los chicos, a los 4 añitos”, expresó.

En tanto, aseguró: “Nadie está en contra de la educación sexual. Siempre defendimos los ideales de la libertad de expresión. Que se enseñen las verdades biológicas no ideológicas”.

Por su parte, Gerardo Grosso, pastor y también asesor legal de la Red de Educadores Cristianos Evangélicos de Córdoba (Redeco), calificó como “perverso” al proyecto de ley que declara la ley de Educación Sexual Integral (ESI) de orden público, de aplicación obligatoria en todas las escuelas del país y para que su enseñanza no quede librada a la voluntad de las provincias.

La organización religiosa lleva adelante la campaña #ConMisHijosNoTeMetas, desde donde cuestionan la iniciativa al considerar que “sobrepasa la libertad de conciencia y la libertad religiosa”.

Dictamen para garantizar la educación sexual en las escuelas
“No estamos en contra de la ESI, entendemos que los chicos y los adolescentes deben ser educados para saber cómo protegerse de enfermedades, respetar al otro y entender que hay diferencias entre los sexos. En lo que no estamos de acuerdo es en la ideología de género”, dijo Grosso a Cadena 3.

En ese sentido, afirmó que el manual de educación sexual que sería implementado en caso de aprobarse la ley “puede pervertir a los menores” al sostener que “saca a la comunidad educativa y la posibilidad de que los padres puedan participar”.

Por otro lado, consideró que cuando “hay padres responsables los chicos no tienen embarazos adolescentes, ni abortos”. “Son situaciones que no son reales”, aseguró.

“Las relaciones sexuales no son meramente una situación de hormonas, sino que tiene que primar el amor y el respeto al otro”, consideró, y rechazó que se quiera “inculcar (a los menores) que aprendan a tocarse con videos pornográficos y eso no es educación sexual, es erotización”.

“Esto es totalmente inconstitucional, lo único que van a lograr es que haya un montón de amparos y situaciones legales”, anticipó.

Por otro lado, cuestionó la participación de la comunidad LGBT en la redacción del manual al subrayar que su organización no quiere que se “adoctrinen” a los jóvenes con “una tendencia sexual determinada”.

“Creemos en el sexo binario, asignado por dios y por la naturaleza (…) Toda persona nace con un sexo asignado y se desarrolla con ese sexo. Ahora nos están hablando de autopercepción, que no está bien que se enseñe desde los cuatro años”, concluyó.

Responder