El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, auguró el fin de la práctica legal del aborto “en nuestro tiempo”, consagrada en el país norteamericano desde 1973, en una nueva muestra de las intenciones de la Administración Trump de poner punto final a esta práctica.

“Si todos hacemos todo lo que está en nuestras manos, podemos restituir, otra vez y en nuestro tiempo, la santidad de la vida en la ley estadounidense”, dijo Pence durante un acto de una organización antiabortista en Nashville (Tennessee).

“En lo mas profundo de mi corazón, sé que esta será la generación que restaurará la vida en Estados Unidos”, añadió.

Responder