El Banco Central sigue endureciendo su posición para luchar contra los «coleros» (quienes utilizan su cupo de US$200 para otra persona, a veces a cambio de una comisión) y ayer ordenó a los bancos «diferir la acreditación hasta eliminar cualquier sospecha de incumplimiento normativo» a partir de la segunda transferencia en moneda extranjera que se reciba en un mismo mes.

Lo hizo a través de la comunicación «A» 7072, publicada en las últimas horas. En ese texto, la entidad monetaria modifica las normas del Sistema Nacional de Pagos en lo que refiere a transferencias. Más específicamente, cambia algunos puntos para la política «conozca a su cliente» que deben seguir todos los bancos, que implican controles para minimizar el riesgo de fraude o lavado de activos, por ejemplo. Esos controles y recaudos se deberán aplicar a las cuentas que presenten características como: cuentas de destino que no hayan sido previamente asociadas por el originante de la transferencia a través de cajeros automáticos, en sede de la entidad financiera o por cualquier otro mecanismo que ella considere pertinente; cuentas de destino que no registren una antigüedad mayor a 180 días desde su apertura y cuentas que no hayan registrado depósitos o extracciones en los 180 días anteriores a la fecha en que sea ordenada la transferencia inmediata.

En otras palabras, los bancos también deberán aplicar controles sobre las cuentas que reciban transferencias de un «desconocido», cuentas nuevas (algunas, por lo bajo, sospechadas de haber sido abiertas para comprar dólar oficial para un tercero) y las que hayan estado mucho tiempo inactivEn otras palabras, los bancos también deberán aplicar controles sobre las cuentas que reciban transferencias de un «desconocido», cuentas nuevas (algunas, por lo bajo, sospechadas de haber sido abiertas para comprar dólar oficial para un tercero) y las que hayan estado mucho tiempo inactiv Crédito: Shutterstock
En otras palabras, los bancos también deberán aplicar controles sobre las cuentas que reciban transferencias de un «desconocido», cuentas nuevas (algunas, por lo bajo, sospechadas de haber sido abiertas para comprar dólar oficial para un tercero) y las que hayan estado mucho tiempo inactivas.

La Nación

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre