Estados Unidos y el triunfo de Alberto Fernández

0
63

El embajador de Estados Unidos en la Argentina, Edward Prado, felicitó esta noche a Alberto Fernández y lo instó a trabajar juntos en la transición, en la primera reacción del gobierno de Donald Trump al triunfo del candidato del Frente de Todos.

“Felicitaciones @alferdez! Esperamos trabajar con Ud. y su equipo durante la transición, en base a los valores e intereses compartidos por ambos países. #BetterTogether”, tuiteó el embajador estadounidense cuando el presidente Mauricio Macri reconoció la derrota ante el candidato opositor.

El mes pasado, Fernández había dicho que “depender tanto de EE.UU. nos ha hecho retroceder” y que buscaba una “relación más madura” con Washington, sin especificar cómo sería. Entonces una fuente del Departamento de Estado había respondido que “Estados Unidos está dispuesto a trabajar con cualquier gobierno que sea electo democráticamente, gobierne democráticamente y encare nuestras relaciones bilaterales con buena voluntad”.

Los analistas en la capital estadounidenses esperan señales de Fernández ya que hay dudas sobre qué orientación tendrá su gobierno y, sobre todo, qué influencia tendrá la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la gestión. Los mayores temores radican en un posible giro sobre Venezuela y la influencia de China en la región, según le advirtieron funcionarios del Departamento de Estado a Sergio Massa cuando estuvo en Washington a principios de mes.

“Los funcionarios en Washington tienen fuertes recuerdos de la época de Cristina, y para ellos, su triunfo es preocupante”, dijo a Clarín Benjamín Gedan, director del Argentina Project del Wilson Center, un centro que sigue muy de cerca la situación de nuestro país. “Esto no implica que no existe la posibilidad de buenas relaciones, pero Fernández tendrá que dar señales claras de que no le interesa replicar las tensiones de los años de los Kirchner”, agregó.

Gedan fue funcionario para el Cono Sur del gobierno de Barack Obama y coincidió con la presidencia de los Kirchner. “Trabajaba en el Departamento de Estado durante el kirchnerismo, y era difícil construir una agenda positiva. Cristina quería disminuir el rol de los Estados Unidos en la región, y se acercó a países como Venezuela, Irán, Rusia y China”, explicó. De allí, las dudas de lo que puede venir.

CLARÍN

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre