La Pastoral Evangélica de Rio Grande, Tierra del Fuego, realizó un evento histórico para celebrar a Dios, en la costa frente al mar. Con un estricto protocolo sanitario, las familias permanecieron en los vehículos, y compartieron la celebración a través de la radio, y de la transmisión de facebook en directo.

Después de 4 largos meses sin poder reunirse en los Templos, los cristianos evangélicos celebraron con alegría la propuesta del Auto Culto para volver a unidos dar gracias a Dios y bendecir la ciudad y la Provincia.

El lugar elegido para el evento fue el playón ubicado en la costa del mar donde está el Árbol de Navidad. Allí se instaló una carpa donde el equipo de alabanza estuvo dirigiendo las canciones de adoración y los Pastores de diferentes Congregaciones participaron en distintas partes de la celebración.


Los asistentes pudieron compartir todas las alternativas a través de una pantalla led gigante que contaba con un sistema de audio y además se transmitió por una radio y por la página de Facebook.

La celebración unida se realizó bajo un estricto protocolo de seguridad que cuidaba que las familias no bajaran de los autos, para lo que se contó con la colaboración de Defensa Civil, personal de tránsito y voluntarios que estaban identificados y con sus correspondientes tapabocas, que asistieron en la organización.

Cientos de vehículos participaron de la propuesta que por primera vez se realiza en la Ciudad logrando que cientos de creyentes puedan en tiempos de distanciamiento social reunirse en un mismo lugar y con un mismo sentir para adorar a Dios.

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre