En lugar de ser 600.000, vendrá apenas más de un tercio de las estipuladas: 220.000, todas del primer componente, de los dos que incluye la vacuna rusa. No hubo información oficial sobre las razones del achicamiento de la partida.

El martes, desde el Ministerio de Salud reiteraron a Clarín lo que ya venían explicando desde el domingo: que la fecha de salida del vuelo era todavía incierta, que esperaban el “ok” desde Rusia y el retraso se debía a “cuestiones logísticas” que no fueron detalladas.

La falta de información dio lugar a distintas versiones.

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre