En un comunicado, el máximo organismo del fútbol resolvió perdonar las tres fechas que le quedaban al capitán argentino; el 31 de agosto, en Montevideo, podrá ser titular
La FIFA resolvió este viernes levantar la sanción de cuatro fechas que le habían impuesto de oficio a Lionel Messi por insultar a un árbitro. El capitán argentino podrá jugar ante Uruguay por eliminatorias, el próximo 31 de agosto, ya que el máximo organismo del fútbol “no encontró pruebas suficientes” para mantener la suspensión que caía sobre él.

Lionel Messi había sido sancionado con cuatro partidos por insultar al juez de línea brasileño, Emerson do Carvalho, en el encuentro que la Argentina venció a Chile por las eliminatorias. La Pulga cumplió una de las cuatro ante Bolivia, pero ahora ya estará disponible para el próximo partido de la selección, contra Uruguay, a fines de agosto, como así para los otros partidos que le quedan a la Argentina, ante Venezuela, Perú y Ecuador.

 

Responder