La estrella del fútbol Roberto Firmino, decidió bautizarse y es la noticia que sorprende en el mundo deportivo. Cuando podría habrlo hecho en privacidad, decidió hacerlo abertamente como muestra de la seguridad en su fe. Fue conducido hasta el credo evangélico por Alisson, su mujer, bajo la atenta mirada de Becker, quien a partir de ahora es su padrino. Asi, el delantero de la selección de Brasil fue bautizado sumergiéndose en una pileta ante la mirada atenta de los presentes y luego de todo el mundo

«Jesús es amor, no tiene explicación. Basta con creer en él y sentir el Espíritu Santo», fueron las palabras de Firmino, quien no pudo contener el llanto una vez finalizada la celebración.

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre