Lisandro «Licha» López, el último gran ídolo de Racing, dejó la institución de Avellaneda tras dos ciclos, siendo el segundo el más exitoso con la obtención de la Superliga Argentina 2018/19 y el Trofeo de Campeones 2019, para seguir su carrera en la Liga de Estados Unidos.

López, de 37 años, continuaría en Atlanta United, equipo que tiene a su compatriota Gabriel Heinze como entrenador y en el que además juegan los argentinos Ezequiel Barco, Fernando Meza, Franco Escobar, Marcelino Moreno y Eric Remedi.

El delantero oriundo de Rafael Obligado debutó en ´La Academia´ el 14 de junio de 2003, con Emilio Commisso de manera interina en el banco de suplentes, en el empate 2-2 ante Vélez Sarsfield.

El ahora ex-capitán y referente Lisandro López, anunció oficialmente su despedida de la institución en una conferencia de prensa y no pudo contener las lágrimas.

“Para mí no es un día triste. Me voy con tranquilidad y felicidad porque siempre dejé todo y porque pude volver acá para cumplir mi sueño y pude lograrlo. Este club me lo ha dado todo”, dijo con ojos vidriosos.

Primero apuntó ante la prensa: “Estoy acá para anunciar mi salida del club. Dar por terminada mi segunda etapa en la institución después de cinco años maravillosos con momentos espectaculares, otros no tan buenos. Es un momento donde hay un cansancio y un agotamiento físico, y sobre todo mental, he decidido terminar esta etapa en el club”.

El experimentado delantero de 37 años (cumplirá 38 en marzo) que surgió de la cantera de Racing en 2003 y retornó en 2016 tras sus pasos por el Porto de Portugal, Olympique de Lyon, Al-Gharafa de Qatar e Inter de Porto Alegre, se va con dos títulos bajo el brazo con el club: la Superliga 2018/2019 y el Trofeo de Campeones 2019.


Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre