José López fue condenado hoy a seis años de prisión por enriquecimiento ilícito en la causa en la que se lo investigó por el intento de esconder bolsos con casi nueve millones de dólares en un convento de General Rodríguez.

También fue condenada a dos años y seis meses de prisión en suspenso su esposa María Amalia Díaz. Y la misma pena recayó en los empresarios Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez a quienes consideró testaferros de López en relación a la casa que el ex funcionario ocupaba en Dique Luján, Tigre.

Mirá tambiénPor qué la monja del convento de José López no fue condenada a prisión
Por otra parte, los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grünberg y José Antonio Michilini dispusieron la absolución de la monja María Inés Aparicio, que recibió a López con los bolsos en el convento, y a los empresarios Carlos Gianni y Marcos Marconi, que dijeron haberle alquilado a López el departamento que ocupaba en la avenida Las Heras, en la Ciudad de Buenos Aires.

López se encuentra bajo prisión preventiva en esta causa (situación que vence el próximo viernes) y en la causa de los cuadernos por lo cual permanecerá detenido aunque el fallo no se encuentre firme.

 

Responder