El candidato a senador provincial comentó que tienen cuatro grandes ejes para trabajar en la Legislatura, “la lucha contra la pobreza y la movilidad social; el desarrollo económico, la economía del conocimiento y la calidad democrática”.

-¿Por qué dejar un cargo con tanta exposición e ir a disputar una senaduría?

-Mi candidatura a senador no es una candidatura individual, sino que es en el marco de un proyecto político, de un equipo que acompaña al gobernador, y en ese marco entendemos que es una elección legislativa importante y que necesitamos que la sociedad le dé un respaldo al gobernador, así como legitimar y darle fortaleza a este proyecto, teniendo en cuenta lo que se hizo y lo que hay que hacer para adelante, tuvimos casi dos años muy difíciles de gestión, atravesados por la pandemia y dimos la cara.

Pero lo que viene, y por eso soy candidato, entendemos que va a ser difícil, y que la situación económica que va a dejar la pandemia va a requerir acuerdos y búsqueda de consensos, así como medidas orientadas a la recuperación de la economía y el empleo, y en ese sentido creemos que ese es el rol que tenemos que darle a la Legislatura, conmigo en el Senado y con los diputados que acompañan el proyecto.

-¿No es perder protagonismo de cara a su futuro? ¿O es una forma de medirse también?

-Creo lo mismo que dije antes, en estos dos años trabajé en el marco de un proyecto político y la expresión de mi candidatura se enmarca en el mismo proyecto, y entiendo que la gente va a valorar positivamente el esfuerzo que hemos hecho.

Yo siempre me caractericé por trabajar en equipo, no en proyectos personalistas. Y estamos convencidos de que la forma de avanzar es de esa manera, en conjunto. Estos años demuestran la cantidad de obras importantes a través de convenios y de la gestión, entre rutas, hospitales, e infraestructura en general. Y si logramos instalar este modelo de gestión, apenas salgamos de la pandemia lo vamos a poder hacer con muchas más fuerzas, y nosotros podemos aportar mucho desde la Legislatura. Pero obvio que es también una forma de medir a dónde está parado uno.

-¿Quién será su reemplazante en caso de que usted ingrese como senador?

-Los cambios y definiciones del nuevo gabinete los dará el gobernador seguramente a fin de año, en donde necesariamente va a haber un reacomodamiento. Eso pasa generalmente cuando se cumple la primera mitad de los mandatos.

Respecto a mi tarea en el Ejecutivo, hasta fin de año voy a seguir trabajando de la misma manera, y si llego a asumir, quiero ser un senador presente y que trabaje en los barrios, escuchando a todos los sectores.

-¿Cuáles son los principales ejes de campaña?

-Siempre me caractericé por ser claro en el plan que llevo, cuando fui candidato a intendente y a legislador. Pero hay que tener en cuenta que yo represento un proyecto político que está gobernando, lo que quiere decir es que ya estamos haciendo, y lo que queremos es profundizar eso.

Tenemos cuatro grandes ejes para trabajar en la Legislatura, la lucha contra la pobreza y la movilidad social; el desarrollo económico, la economía del conocimiento y la calidad democrática, que vendrá acompañando la reforma constitucional. Hay que trabajar con una reforma política y también mejorar los distintos órganos de control, así como aggiornar la administración pública a los tiempos de la era de la comunicación.

Salta está adherida a la Ley de Acceso a la información pública, vamos a trabajar para tener una ley propia que se adapte a la realidad local, con una ley de estado abierto que ya venimos trabajando desde el Ejecutivo.

En la economía del conocimiento es algo que viene para agregar a las riquezas que ya tiene la provincia. Capacitar en nuevas tecnologías para entender que lo que viene en servicios depende de esa capacitación. Eso nos va a dar valor agregado, y para eso hay que desarrollar también infraestructura.

Nosotros ya impulsamos desde el Ejecutivo, y hay que hacerlo desde las cámaras, la creación de SALTIC, por ejemplo, que es una empresa del Estado para garantizar la conectividad y generar infraestructura tecnológica.

En cuanto al desarrollo económico, tenemos que recuperar una de las principales actividades económicas y la más golpeada con la pandemia, que es el turismo. Para eso hay que trabajar muy fuerte, venimos de 20 años de crecimiento sostenido, pero puede seguir creciendo mucho más, con lugares a desarrollar y otros para impulsar. Para eso hay que generar herramientas de promoción e impulso desde el ámbito legislativo.

También la minería y los recursos energéticos en general, que tenemos que tener una mirada para poder explotarlos responsablemente y no tengo dudas que van a ser en los próximos 20 años, el principal motor de desarrollo de la provincia. Para eso tenemos que dar seguridad jurídica y herramientas para el desarrollo.

Lo mismo pasa con el comercio, hay que darles herramientas y garantías, pero sobre todo que haya consumo, que la gente tenga para salir a gastar. Todo eso genera empleo, que es la principal herramienta para luchar contra la pobreza. También tenemos que ir reconvirtiendo los planes sociales, que son necesarios, a planes de empleo, eso va a ser lo que nos permita ir evolucionando, y va todo atado una cosa de la otra.

-¿Y qué lo diferencia de los demás competidores por el puesto?

-No me gustaría hablar puntualmente de los otros candidatos, pero sí podemos hablar de estilos. Y el mío tiene que ver con trabajar para superar la grieta, uno puede tener diferencias en cuestiones de fondo, ideológicas, en cuanto a para dónde tiene que ir el Estado. Pero yo visualizo que el principal problema de la Argentina son las formas.

Hay dos sectores que particularmente están viendo quién grita más fuerte. Quizás están coincidiendo en algunos puntos, pero como no se escuchan, prevalece la forma antes que la discusión de fondo. La sociedad está harta de la pelea entre políticos, y quiere gente con capacidad de diálogo y consensos. Ahí me diferencio de los candidatos del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio.

Respecto a Emiliano (Durand), creo que la política tiene que ser para todos, pero en estos momentos puntuales hacen falta buenos políticos y no antipolíticos, gente con vocación por lo público, y para eso hay que tener respeto y compromiso con la actividad. Hay que hacerlo con preparación, para cualquier actividad se necesita vocación y preparación.

Los ejemplos que tenemos en la política salteña de empresarios de medios u otras actividades que llegaron con un discurso que niega la política, no han aportado herramientas que nos permitan decir que mejoraron la calidad democrática.

Pagina 12

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre