A menos de dos meses de iniciar el ciclo lectivo 2021, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, inició ayer una gira por las provincias del norte argentino. Su primer destino, fue Salta, donde reafirmó su intención de volver a la presencialidad en las aulas. Y para eso sostuvo que las clases se llevarán adelante dentro de un marco de bimodalidad, lo que posibilitará que se dicten los 180 días correspondientes al año escolar. 

En conferencia de prensa, Trotta aseguró que «se van a garantizar los 180 días en un marco dual» debido al contexto de pandemia que aún se transita en el país. En ese sentido, explicó que será un «esquema de presencialidad creciente» en las escuelas

Es decir que la vuelta, pensada para el primero de marzo, será bajo los protocolos definidos en cada provincia. A la vez, se continuarán con ciertos procesos de aprendizajes en el hogar. Esta decisión se debe a que ante los contagios por la covid-19, aún se requiere sostener los cuidados, dentro de los cuales se encuentra el distanciamiento social. Ese factor impide que niñas, niños y adolescentes vayan de manera simultánea todos los días a las instituciones porque sería imposible mantener el requisito de la distancia. 

El ministro de Educación de Salta, Matías Cánepa, ratificó que la «idea es que las escuelas se abran a la presencialidad en el 2021». Según Trotta, esto permitiría «recuperar la normalidad que nos quitó la pandemia» y «redoblar esfuerzos de reorganización pedagógica», permitiendo recuperar los contenidos educativos que no fueron impartidos el año pasado.  

El funcionario nacional puso énfasis en el presupuesto 2021, «que rompe definitivamente el proceso de desinversión que ha marcado a la Argentina en los últimos 4 años» con la gestión de Mauricio Macri. «Es importante dejarlo en claro porque volver a construir consensos (entre la Nación y las provincias) y priorizar la escuela es lo que nos va a permitir avanzar en la lucha ante la profunda desigualdad que hay en la Argentina», afirmó el ministro. 

Trotta arribará hoy a Jujuy, mañana visitará Tucumán; el jueves estará en Santiago del Estero y el viernes visitará La Rioja y Catarmarca. En su recorrida lo acompañan el jefe de gabinete de la cartera educativa, Matías Novoa Haidar, y la secretaria del Consejo Federal de Educación, Marisa Díaz.

Sin escuelas no hay lugar para sentarse

Salta es una de las provincias con mayor diversidad geográfica y cultural, y con una pronunciada desigualdad social. Una muestra de esta desigualdad es que el acceso al derecho a la educación se tornó difícil y casi nulo para las comunidades indígenas durante la cuarentena impuesta por la pandemia. 

Es por eso que, como parte de su paso por la provincia, el ministro de la Nación, visitó por la mañana a la Comunidad wichí La Curvita en el municipio de Santa Victoria Este (SVE) del departamento de Rivadavia. Allí supervisó las obras del nuevo edificio de la escuela 7764 La Curvita porqueel anterior fue arrastrado por el desborde del río Pilcomayo en febrero de 2018, que obligó a 130 familias a abandonar su Comunidad. 

El director de la institución, Fabián Peralta, manifestó que la obra «es importante para la Comunidad, ya que ha sufrido mucho con el desarraigo» por «tener que haber salido de su asentamiento natural y rebuscarse» para continuar su vidas. Además, consideró que contar con un nuevo edifico permitirá que merme la deserción estudiantil.  

En La Curvita

Trotta también visitó la localidad de Salvador Mazza, ya en la frontera con Bolivia, en el departamento de General San Martín, donde visitó la obra de ampliación del Colegio 5233 del paraje La Bendición. Este colegio fue creado en 2016, pero compartía edificio con la escuela primaria 4829. A este establecimiento concurren 85 alumnos de comunidades wichí y guaraní de la zona, que tendrán edificio propio con aulas, talleres y un SUM para 120 adolescentes.

La directora del colegio secundario, Trinidad Páez, contó a Salta/12 que en La Bendición «siempre han sido familias muy afectadas en cuanto a lo social y económico». A ello se sumó en 2020 la desigualdad educativa, que trataron de paliar desde el colegio a pesar de carecer de conectividad, telefonía celular y dispositivos tecnológicos.  

Ambos edificios cuentan con una inversión superior a 66 millones de pesos. El ministroTrotta señaló que en Salta se invirtieron 55 millones de pesos para la refacción de 104 escuelas; además, están en ejecución 5 nuevos edificios que reúnen más de 5 mil metros cuadrados y se aprobó la construcción de 13 jardines de infantes con una inversión superior a medio millon de pesos. 

También distribuyeron en 709 instituciones el Fondo Covid para la compra de insumos de bioseguridad, como alcohol en gel, lavandina o tapabocas. Por su parte, Cánepa dijo que la provincia invirtió hasta el 2020, más de 200 millones en la reparación de las escuelas y estimó que hasta el primero de marzo se agregarán otros 300 millones más.

«Es todo un proceso de trabajo mancomunado con el gobierno de la provincia de Salta que nos proponemos fortalecer en el 2021», indicó Trotta. A las inversiones en infraestructura, añadió que están trabajando para que el material educativo tenga la «perspectiva de presente» de los pueblos originarios. «Eso nos va a permitir construir una realidad de país que muestre que somos una sociedad, un estado pluricultural», sostuvo. 

Acabar con la brecha digital

Desde la Nación se informó que en la provincia ya se distribuyeron 12.661 netbooks a estudiantes salteños. Pero Trotta recordó que durante la gestión de Mauricio Macri no se repartieron más de 4 millones de computadoras en el marco del programa Conectar Igualdad, lanzado por Cristina Fernández de Kirchner, y discontinuado luego por el gobierno de Cambiemos. 

El ministro destacó que ahora el gobierno de Alberto Fernández inició el proceso de adquisición de medio millón de computadoras que serán distribuidas en el primer semestre del año. Señaló que la prioridad serán las escuelas rurales, siendo Salta una de las primeras beneficiarias por su población criolla e indígena.

En el mismo camino, se «acelerará la presencia de la conectivdad en nuestras escuelas», dijo Trotta. Para eso, se triplicó en este año el presupuesto de inversión para el Plan Federal de Conectividad Juana Manso. «Más de la mitad de las escuelas argentinas no tiene conectividad a la web y es el desafío que tenemos que transitar en los próximos meses y en los próximos años de nuestra gestión», detalló. 

Página 12

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre