La enfermedad es producida por una bacteria que se encuentra en alimentos mal cocidos, especialmente carne vacuna. Afecta principalmente a niños menores de cinco años, puede causar insuficiencia renal crónica y es potencialmente mortal.

En prevención del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), el hospital público Materno Infantil recomienda a la población intensificar los cuidados en la alimentación, especialmente en los niños más pequeños, que son los más propensos a contraer la enfermedad.

El SUH es producido por la bacteria escherichia coli, que se encuentra en alimentos mal cocidos y contaminados, especialmente carne de vaca. Los niños suelen ser los principales afectados, pero también los adultos mayores y las personas que tienen el sistema inmunológico deprimido.

El principal síntoma es la diarrea, acompañada de dolor abdominal y vómito. En los casos más severos puede presentarse diarrea sanguinolenta, heces fétidas, palidez, disminución de la diuresis, distensión abdominal, erupción cutánea, piel amarillenta, convulsiones, irritabilidad o tendencia al sueño.

Ante estos síntomas se debe consultar de inmediato al médico. Se trata de una enfermedad grave, afecta especialmente los riñones y puede ocasionar la muerte. Se contrae durante todo el año, sobre todo en los meses de alta temperatura.

La bacteria puede estar presente en alimentos contaminados, carne vacuna molida o picada mal cocida. También en otras preparaciones como salame, arrollado de carne, leche no pasteurizada, jugos de fruta o productos lácteos no pasteurizados, aguas contaminadas, lechuga, repollo y otros vegetales que se consumen crudos.

Medidas de prevención

Responder