Durante el acto, que tendrá lugar a las 11 en el Centro Cívico Municipal (CCM), el Intendente dará así un paso más en el cumplimiento  de la ordenanza de 2011 que prohíbe la tracción a sangre en la ciudad de Salta.

En el lanzamiento del Plan de Reconversión -que se realizó el pasado 13 de julio- Sáenz había adelantado que estos trabajadores pueden sustituir los carros por motocargas, y que el costo del vehículo será afrontado a través de su entrega, la del caballo y/o prestando servicios al municipio.

“Una vez tomada una decisión hay que llevarla adelante. Por sobre todas las cosas tenemos que cumplir con la familia carrera y también con los animales que venían sufriendo desde hace tiempo”, había indicado el jefe comunal durante el acto.

Las motocargas ya están en Salta y tienen capacidad para transportar hasta 875 kilos.

Responder