Tendencia: Presidentes y líderes mundiales llaman a orar ante crisis por COVID 19

0
122

En medio de la crisis mundial desatada a raíz de la pandemia por el nuevo coronavirus, distintos líderes políticos y mandatarios de diferentes países han hecho un llamado a la oración. Desde el presidente estadounidense, Donald Trump, hasta el excandidato presidencial costarricense, Fabricio Alvarado, han reconocido la importancia de acudir a Dios en estos momentos.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, el mandatario salvadoreño Nayib BukeleMario Abdo Benítez del Paraguay, y el expresidente guatemalteco, Jimmy Morales, son algunos otros líderes políticos que han llamado a la oración.

Alvarado, secretario general del partido Nueva República en Costa Rica, recalcó la importancia de la oración a través de un mensaje en redes sociales. “¡También oremos! ¡Claro que sí! ¿Por qué no? Sé que somos muchísimos quienes ya lo estamos haciendo en Costa Rica, y millones de personas en el mundo, sin importar credos religiosos”, sostuvo.

El político costarricense agregó que “en algunos países hasta sus presidentes se han unido también a orar y a pedir sabiduría a Dios. Poco importan las burlas. No nos ha avergonzado nunca decir que nuestra confianza está en Dios”.

Alvarado hace referencia a algunas burlas que ha recibido, también en redes sociales, por parte de críticos progresistas quienes cuestionan su llamado a orar.

Días de Oración

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, proclamó el pasado domingo 15 de marzo “como  Día Nacional de Oración por todos los estadounidenses afectados por la pandemia de coronavirus y por nuestros esfuerzos de respuesta nacional”.

“Somos un país que, a lo largo de nuestra historia, hemos acudido a Dios en busca de protección y fortaleza en tiempos tan difíciles como éstos…”.

Con este tuit, dado en la tarde del pasado viernes, tras declarar la emergencia nacional por el coronavirus, el presidente Trump, adelantó – estaba previsto para el jueves 7 de mayo – el Día Nacional en que los estadounidenses son llamados a orar a Dios por la situación del pueblo. Luego lo anunció oficialmente en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

El ejemplo de Trump fue seguido por su homólogo guatemalteco, Alejandro Giammattei, tras anunciar más medidas para contener el avance del nuevo coronavirus en su país. Giammattei invitó a los guatemaltecos a que este próximo sábado 21 de marzo sea un día de ayuno y oración.

“Estimados conciudadanos, los invito a que este sábado, hagamos un día de ayuno, un día de oración, unámonos no importando nuestro credo este sábado previo al domingo, al día de Dios. Unámonos los guatemaltecos en ayuno y oración y hagamos nuestras las peticiones para que Dios bendiga a Guatemala”, concluyó Giammattei su mensaje a la nación de este lunes.

Guatemala sigue con 6 casos confirmados del nuevo coronavirus.

Otros llamados a orar

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha reconocido que el virus ya podría haber entrado al país y que es imposible que pueda escapar de la pandemia. Es por eso que se han estado tomado medidas “más aceleradas” si se lo compara con otros países del continente.

No obstante, más allá de las acciones que se está realizando para buscar controlar lo mejor posible la pandemia en El Salvador, llamaron la atención sus palabras al finalizar la cadena nacional que sostuvo el salvadoreño este lunes.

“Este es un estado laico y es un estado que permite libertad de culto. Sin embargo, habemos muchos creyentes. Quiero pedirles a todos que oremos y le pidamos a Dios de que nos ayude a sobreponernos a esta enfermedad. Que salve a la mayoría de los salvadoreños. Vamos a enfrentar una tribulación, pero estoy seguro de que con la ayuda de Dios vamos a salir adelante. Los que no crean en Dios, los que tengan religiones sin Dios siéntanse libres. Pero los que no lo están yo les pido que bajemos la cabeza y que le pidamos a Dios por nuestro país”. En ese momento, Bukele y todos los miembros de su Gabinete de ministros y otros poderes de la República inclinaron sus rostros y oraron.

Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay, también instó a la población a mantenerse unida en oración para que Dios proteja al país del coronavirus. “Le deseo a todo el pueblo que pase en familia, en unidad. No debemos olvidar el campo espiritual. Una familia junta, en oración. El poder de la oración estoy seguro que va a proteger a la nación. Dios va a proteger al Paraguay y va a seguir bendiciendo al país”, dijo.

El pastor paraguayo Emilio Aguero celebró estas palabras y cuestionó a los detractores del mandatario. “Innecesaria polémica por parte de algunos formadores de opinión en criticar q el presidente apele a la fe y la oración”, tuiteó.

“Se crea o no en Dios, la fe es una contención emocional fuerte para evitar más psicosis colectivas. Además, es un tema nacional y la mayoría en este país, mal o bien, cree en Dios”, argumentó.

Entre los mensajes difundidos por la situación mundial para prevenir la expansión del coronavirus apareció uno del expresidente guatemaltecoJimmy Morales, donde insta a seguir las recomendaciones de las autoridades oficiales y no repetir errores de otras naciones.

“En momentos difíciles los guatemaltecos debemos estar sobre todo, unidos, es momento de dejar a un lado la eterna división política y todos actuar en búsqueda de un mismo fin, que Guatemala salga lo mejor librada de esta amenaza. Por lo que también debemos orar sin cesar (Puedo confesarles que, en mi gobierno, las oraciones de millones de personas nos dieron fortaleza y victoria en momentos de crisis”, recordó Morales.

Además, el exfuncionario citó un versículo bíblico “Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos”.

Actualmente el expresidente forma parte de la delegación de Guatemala en el Parlamento Centroamericano (Parlacen), donde se le ha visto pocas veces.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL – SOCIEDAD – Presidentes y líderes políticos llaman a orar ante crisis por COVID 19

Comentar

Escriba su comentario
Ingrese su nombre