La noruega Norwegian Airlines irrumpió en el mercado argentino de los vuelos “low cost” con una ruta entre Buenos Aires y Londres .

El primer vuelo, sin embargo, arrancará recién el 14 de febrero, con cuatro frecuencias semanales.

Los pasajes parten de un precio promocional de 299 libras (unos 376 dólares, aproximadamente) por tramo. Si se consigue la tarifa más baja, que no incluye más equipaje que el de mano, la ida y vuelta saldría por cerca de 760 dólares (unos 12.500 pesos).

La idea de estos tickets es que el pasajero acceda a una tarifa que puede moldear a su medida. La básica no incluye comida, ni elección de asiento ni tampoco equipaje en cabina. Cada una de esas posibilidades aumenta el precio del pasaje.

El traslado se ofrece en un Boeing 787, cuya configuración tiene dos clases: económica y una tarifa superior, calificada como “Premium” con pasajes que arrancan en las 699 libras por tramo (unos 880 dólares o 14.500 pesos).

Hasta ahora la británica British Airways, en su alianza con el grupo OneWorld, era la única que explotaba la ruta entre nuestra capital y la británica. La presencia de Norwegian termina con eso y la expectativa es que pronto haya más competencia.

“Desde que el gobierno de Mauricio Macri llegó al poder se trabaja para aumentar el turismo y la conexión de nuestro país con el mundo. Este es un paso decisivo en esa dirección”, dijo el embajador argentino en Londres, Carlos Sersale Di Cerisame.

Esto implica “nuevas oportunidades de negocio y turismo tanto en la Argentina como en Gran Bretaña y abre nuevos lazos de negocios”, saludó el subsecretario de Transporte de Reino Unido, Lord Callanam.

El funcionario ponderó también “el impacto” que el nuevo servicio puede tener en ambas economías así como las “nuevas opciones” que representa para los consumidores.

El nuevo servicio unirá las terminales de Ezeiza, en Buenos Aires, con Gatwick, en Londres. La presentación incluyó una ceremonia en la embajada de nuestro país.

Responder